Si tú fueras Trump, desearías que no se acelerase el ciclo

con 2 comentarios

Imagínese por un segundo que es usted Donald Trump. Sí. Sé que puede llegar a ser complicado, pero haga un esfuerzo. Has ganado las elecciones contra todo y contra todos, leyendo muy bien el descontento y el sentimiento de gran parte de los americanos. Has ganado con algo que no se ha subrayado lo suficiente, una estrategia magnífica en los estados industriales que estaban sufriendo una recesión.

Y ahí estás. En el despacho oval. Probablemente sólo tus asesores más cercanos confiaban en que fuera posible que llegases ahí. Tú no. Y lo sabes. Sabes que has prometido cambiar el rumbo del mundo. Te has rodeado del gabinete con más años de experiencia en el sector privado de la historia. Has prometido una revolución en la economía. Pero sólo tienes una cosa clara. Tienes 4 años para hacerlo. 4 años en los que medio mundo no parará de criticarte por lo que hagas.

Después de todo lo que has dicho y hecho sólo tienes una cosa clara. Dentro de 4 años, la situación sólo puede ser mejor para los americanos. Tú mismo has dicho que la situación no puede ser peor así que, por tu bien, que dentro de 4 años haya más empleo, mejores salarios, mejores infraestructuras y más empresas en territorio americano.

Sabes que la economía lleva creciendo desde 2009. No a todo su potencial, es cierto. Pero creciendo. Y, a no ser que ocurra un milagro económico nunca visto, por la esencia cíclica de la economía, te va a tocar sufrir una recesión en tu mandato. Y si se te han tirado al cuello antes de empezar, imagina sólo por un segundo lo que dirán de ti cuando esa recesión llegue. Resumiendo, que la habrás provocado tú con tus políticas. De hecho, esa es la opinión más extendida entre los analistas económicos. Recesión sí, pero allá por 2018-2019. Y aunque no sea tan virulenta, difícilmente haría posible que te presentases a las elecciones de 2020 con unas cifras mejores. ¡Con todo lo que has prometido!

Ahora dime, Donald, ¿pondrías toda la carne en el asador desde el principio, o harías todo lo posible para que esa recesión llegase lo antes posible? Desgraciadamente, la política está por encima de todo muchas veces.

Ahora eres un inversor. Llevar la contraria al consenso por llevarla es muy peligroso. A veces el consenso puede tener razón. Hay que tener motivos claros para ser contrarian y esos motivos se pueden resumir en 2 principios:

  1. Tiene que haber datos empíricos de que algo no va bien. Desgaste en algunos indicadores más adelantados pero que no sea algo trivial visto por la mayoría.
  2. Que tenga bastantes probabilidades de ocurrir y que el consenso lo admita, pero su reacción sea la de que aún no ha llegado el momento (yes, but not yet). En este sentido la mejor herramienta es el sentimiento. Encuestas, ratios de posicionamiento del dinero, medios, internet o tu vecino o cuñado.

De momento, del primer principio no tenemos indicios peligrosos, incluso la mayoría de indicadores han mejorado en las últimas semanas. Y esto enlaza con el segundo punto. ¿Estamos ante un rebote proveniente del fin de la recesión industrial o de una auténtica reaceleración económica? La reacción del mercado ha sido aferrarse a lo segundo. Eso sí, admitiendo que la recesión llegará, pero not yet.

Para el que le pareciera curioso el artículo anterior sobre el zumo de naranja, la semana pasada el precio siguió bajando más de un 10%.

Algo puede estar pasando y no lo estamos viendo aún. De ahí que yo me decante por rebote y por que veremos datos empeorar antes de verano. Lo digo porque las probabilidades están de mi lado.

¿Qué hacer como inversor en una situación así?

Pues…DEPENDE. No hay otro ámbito mejor para decir esto que en decisiones sobre inversiones. Cualquier inversor que haya seguido los mercados y la economía lo suficiente estará conmigo.

Depende de si ya estás invertido. Depende desde cuándo estás invertido. Depende de tu horizonte temporal de inversión. Depende de tu perfil de riesgo. Depende de cuánto porcentaje de ese dinero ahorrado que no necesitas te gustaría invertir. Hay cientos de combinaciones. Por eso no esperen nunca una respuesta válida para cualquier situación o persona. Lo fundamental es gestionar cada una de esas combinaciones de manera correcta.

En la situación en la que nos encontramos, si fuese una persona que estoy fuera del mercado y quiero invertir unos ahorros y olvidarme de la bolsa en varios años, probablemente fuese mejor esperar o buscar otra alternativa. Si llevase invertido años, lo mejor probablemente sería ajustar los stop loss más que en otras ocasiones y esperar. Si mi perfil de riesgo es alto y sigo los mercados a menudo, podría esperar a una corrección de por lo menos el 5% para invertir una parte de ese ahorro con vistas a unos pocos meses y seguir de reojo los indicadores adelantados. Pero como estos empeoren, echaría mano del análisis técnico para saltar con el paracaídas fuese cual fuese mi situación.

Como precaución dejo estas dos imágenes. Un indicador adelantado de imarketsignals que cuando cruza el nivel 0 llega una recesión unos meses después el 100% de las veces. Otro de Le Bris reflejando la desviación típica de la relación PER/VIX. Sólo ha alcanzado los niveles actuales 3 veces desde 1995 y las dos anteriores no trajeron nada bueno.

2 Responses

  1. Marrec
    | Responder

    Gráficos inquietantes, aunque no veo sobre qué parámetro se basa el DAGS, me lo puedes aclarar?
    Gracias

    • Alejandro
      | Responder

      Hola! Se basa en 4 parámetros clave en la naturaleza del ciclo. El rendimiento del bono a 10 años, los tipos de interés, la inflación y el movimiento de la tasa de desempleo en el corto plazo. Si quiere ver cómo lo calculan lo explican aquí (en inglés): http://imarketsignals.com/2016/the-dynamic-linearly-detrended-aggregate-spread-a-long-leading-recession-indicator/
      Es bastante interesante y tiene sentido. Aún así, como puede dar señales con bastantes meses de antelación, para afinar más el tiro debemos vigilar los indicadores que aquí mismo se publican pues nos acercan más al techo. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.