Relación entre renta fija y renta variable americana

con 4 comentarios

En las últimas semanas se ha venido hablando mucho sobre la burbuja que existe en la renta “fija” y su posible explosión. Absolutamente nadie discute que existe, con 13 billones (españoles) de bonos cotizando con rentabilidades negativas.

Para que una burbuja estalle debe cumplir dos requisitos. Que el activo inflado sea considerado de bajo riesgo y que se hable de “manera positiva” sobre él, es decir, que parezca que nunca podrá bajar. Que hasta tu cuñado te dice que compres. En el caso de la renta fija se cumple el primero, pero el segundo ha dejado de cumplirse en mi opinión. Ya son demasiados los actores que advierten de la irracionalidad del mercado de bonos. De primeras, esto me lleva a pensar que aún no ha llegado la hora.

Ante los movimientos de hace un par de semanas en el precio de los bonos, esta semana he comparado el comportamiento del bono a 10 años USA con el S&P500 en los últimos 30 años y he intentado sacar alguna conclusión sobre cómo podría afectar a la bolsa.

Para ello, me he fijado en caídas en el precio del bono a 10 años superiores al 15% o en periodos pre-recesivos.

Años 80

 

En este periodo tenemos 3 eventos de estas características. La línea negra representa el comienzo de la corrección en el bono, la roja los mínimos o la formación de un suelo en el bono y la verde lo mismo en el S&P500.

1983

Ese año comenzaron las subidas de tipos por parte de la FED tras la recesión anterior. De ahí la caída del precio tan abrupta (20%). Por su parte el S&P500 también bajó, hasta un 10% en el mismo periodo. Esto es normal en las primeras subidas de tipos de los ciclos. Intereses más altos aumentan las tasas de descuento de flujos futuros, reduciendo las valoraciones de las acciones. Es decir, el dinero no pasó de la renta fija a la variable, o se fue a otros activos o se quedó quieto. De hecho, llama la atención que ambos activos hacen suelo casi a la vez.

1987

Tras la gran caída del petróleo que empezó en 1985 (línea azul), el bono experimentó una gran revalorización. El dinero sí fluyó de las materias primas al bono, pero en 1987 volvió a corregir con fuerza (19%). En este caso llama la atención que el S&P500 no corrigió con el bono, sino que siguió subiendo hasta el mes de octubre cuando empezó el crash. Sólo cuando la bolsa comenzó a caer con fuerza el dinero volvió a los bonos como refugio, habiéndose revalorizado un 9% cuando la bolsa hizo un suelo.

1990

Aunque el bono “sólo” corrigió un 8%, fue un año pre-recesivo. Como en 1983, ambos activos se comportaron de manera similar excepto que, tras una pequeña corrección, el S&P500 marcó nuevos máximos y el bono no. De nuevo hicieron suelo muy cerca, aunque por tercera vez, el bono lo hizo un poco antes.

Años 90

En esta década existen dos periodos con correcciones superiores al 15%.

1994

Es una situación casi calcada a la de 1983, de nuevo el principio de las subidas de tipos. En 1996, aunque el bono no cae más de un 10%, bolsa y bono se comportan de manera parecida.

1999

Con la crisis de los emergentes en 1998, el bono fue de nuevo un activo refugio y tras una gran revalorización, comenzó una corrección que acabó en modo crash (-24% en total). Esto llevó a que la burbuja de las punto.com alcanzara niveles récords. Como en 1987, ambos activos tuvieron comportamientos divergentes. De hecho, el suelo en el bono coincidió con el techo de la burbuja en el S&P500.

Años 00

Tras la burbuja, el comportamiento de los activos deja de ser como en las dos décadas anteriores y los ciclos se desfasan.

2000-2003

Desde que explota la burbuja, el bono entra en una fase alcista que coincide prácticamente con el mercado bajista del S&P500. Sólo 3 meses después de hacer suelo la bolsa, el bono americano alcanzaría un máximo que tardaría años en recuperar.

2003-2007

Este periodo coincide con el ciclo alcista que llevó a la crisis financiera. En él, el bono estuvo corrigiendo todo el periodo (en total un 14%). Con las subidas de tipos se acentuaban las caídas que de nuevo producían pequeñas correcciones en bolsa. Comportamiento similar a 1983 o 1994, aunque las correcciones en el bono ya no eran tan profundas (5%-8% aprox.).

Como en 2000, el mínimo en el bono coincide con el techo en el S&P500.

2007-2009

Como en la anterior recesión, el dinero fluyó de la bolsa a los bonos. Sin embargo, con la quiebra de Lehman, y mientras las bolsas se hundían, el bono a 10 años USA no parecía lo suficientemente seguro. De hecho, durante un mes estuvo bajando. No fue hasta el QE1 cuando se ve la subida en vertical de final de año.

Poco después se hizo un techo que coincidió con el mínimo de las bolsas. La bajada del bono de marzo a junio de 2009 se traduce en un rally espectacular en las bolsas.

Años 10

2010-2011

Sin embargo, con la intervención de los bancos centrales y las nulas posibilidades de subidas de tipos provocaron que los mercados se moviesen a golpe de QE. Durante los años 2010 y 2011 se aprecia que los mínimos del S&P500 (línea verde) coinciden con sobrecompras del bono. También se ve cómo tras la leve corrección del bono en 2011 se produce el techo que llevó a la gran corrección de ese verano.

Podríamos decir que hay una correlación inversa de nuevo entre los dos activos. El dinero va de un activo al otro. Sólo la crisis de la zona euro hizo que aumentara el bono mientras que el S&P500 sólo experimentaba pequeñas correcciones durante 2012.

2013-HOY

Es a partir del 2013 cuando el mercado queda completamente distorsionado. Tras una corrección del 10% en el bono pasada la crisis europea y el comienzo de la espectacular subida de la bolsa americana, el bono dejó de caer respetando la directriz alcista que inició en 2008.

Lo más significativo del precio del bono durante este periodo es que son subidas sostenidas, sin grandes sobrecompras ni correcciones. A un ritmo predecible, casi cansino. Es la primera vez que no ha corregido ni en el año de primera subida de tipos del ciclo. Para entender un poco mejor la situación recomiendo leer el artículo que colgó Hugo Ferrer en el foro de inbestia.

La línea azul corresponde con el inicio de la caída del petróleo, que tampoco parece haber afectado al ritmo de compras.

Esto me lleva a pensar a que en un ciclo sin intervención en el que pudiésemos ver el gráfico del precio del bono sin estas compras “obligadas”, el precio del bono llevaría cayendo desde finales de 2012 y tendríamos una situación más parecida a la del ciclo 2003-2007, o por lo menos con el precio lateral.

(Líneas rojas=crisis puntocom y financiera)

Conclusiones

1.      Existen dos tipos de correcciones en los precios de los bonos, o por subidas de tipos o por la salida de capitales a bolsa, ya sea para alimentar una burbuja o tras una caída brusca del mercado de acciones.

2.      Cuando el bono sufre correcciones importantes y la bolsa sube, se han terminado produciendo caídas fuertes en la bolsa (1987,1999, ciclo 2003-2007).

3.      A lo largo de los años, conforme los tipos de interés han ido siendo más bajos, las subidas de los tipos en los diferentes ciclos provocaban un menor impacto en las correcciones del bono.

4.      El ciclo de deuda de largo plazo hizo un techo con los máximos de 1998, 2003 y principios de 2008. La intervención de los bancos centrales ha distorsionado el ciclo, sobre todo a partir de 2013, cuando debieron empezar las subidas de tipos.

5.      Si lo normal sería que estuviesen bajando los precios de los bonos, por lo menos desde 2013, y el S&P500 ha subido en el mismo periodo, podríamos estar ante una de esas situaciones como las de la conclusión 2.

Dejo para otro artículo mi interpretación de las salidas que tiene esta burbuja.

4 Responses

  1. […] el último artículo hacía una comparación entre el comportamiento del bono a 10 años USA y el S&P500 durante […]

  2. […] exponía en el análisis de renta fija y renta variable americana, los periodos en los que se producen bajadas en los precios de los bonos y subidas en las bolsas son […]

  3. […] que los bancos centrales estén más cerca de lanzar nuevos QE de lo que parece. Ya vimos en otro artículo que cuando los bonos corrigen fuertemente y las bolsas suben es malo en el medio plazo. De momento […]

  4. […] de unos sectores a otros dentro de la renta variable. Hace unos meses veíamos lo que suele pasar cuando hay caídas prolongadas en el precio de los bonos mientras las bolsas suben. Pero parece que no va a tener mucho más recorrido. El doble suelo que parece querer formar justo […]

Responder a ¿Tiene sentido la predicción bursátil? – bolsa con cabeza Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.