La importancia del tiempo en los mercados

con No hay comentarios

En los mercados todo el mundo le da máxima importancia al eje vertical de los gráficos. Y hacen bien, al fin y al cabo, es el que nos dice el precio del producto que sea, y eso es lo más importante.

Sin embargo, es mucha menos la gente que presta atención al eje horizontal, el tiempo. Y el tiempo es clave en los mercados. Para mí, tanto o más que el precio. No es lo mismo subir un 10% en una sesión que en un año.

Las tres principales formas de análisis o valoración bursátil: macro, fundamental y técnico están relacionadas con el tiempo.

  • -Macro: el mismo ciclo económico se basa en la repetición de expansiones y recesiones a lo largo del tiempo.
  • -Fundamental: Las empresas necesitan el paso de los trimestres y años para ir desarrollando sus negocios, con mayor o menor éxito, adaptándose a su entorno que de igual manera evoluciona con el paso de los años.
  • -Técnico: Da igual en la escala temporal en la que trabajes, el precio necesita tiempo para dibujar figuras y tendencias.

Además, el tiempo tiene la peculiaridad de que es subjetivo. No pasa igual para todos ni todos tenemos la misma percepción de él. Y en los mercados esto se demuestra en que no hay consenso en lo que es el corto, medio o largo plazo. Para algunos el corto plazo son minutos y para otros unos meses. Para unos el largo plazo son 2 años y para otros 25. No está definido en ningún sitio.

Para mí, por ejemplo, el tiempo lo clasifico de la siguiente manera:

  • -Corto plazo: horas-1 mes
  • -Medio plazo: 1 mes-1 año y medio
  • -Largo plazo: 1 año y medio-5 años
  • -Muy largo plazo: Superior a 5 años

Pero seguro que usted tiene otra clasificación igualmente válida.

Estas discrepancias llevan a confusiones y ventajismos en pronósticos bursátiles. Esto es, yo puedo decir que la bolsa va a subir, suba la semana que viene y se hunda el próximo año. Y siempre tendré la excusa de decir que cuando lo dije acerté, o que me refería al corto plazo. O decir que la bolsa va a bajar, suba al año siguiente y después se hunda y diga que acerté porque lo había dicho hacía dos años. Lo que todo el mundo llama “timing”.

Al final, cada uno invierte y especula con un horizonte temporal o desarrolla estrategias que incluyen operaciones con diferentes horizontes temporales. Tenemos que ser capaces de abstraernos de todo ese “ruido” que pueda influir en nuestra filosofía de inversión y nos lleve a cometer errores. Analicemos el precio, por supuesto. Pero también a su amigo el tiempo. Sólo con echarle un vistazo rápido seremos capaces de evitar invertir en lo más alto de una burbuja.

El tiempo nos da contadas buenas oportunidades para invertir. Usted lo sabe perfectamente. Cuanto mayor sea nuestro horizonte temporal de inversión, menos buenas oportunidades de entrada, aunque también mayor posibilidad de acierto. ¡Y cómo duelen cuando se escapan!

Lo bueno y lo malo del tiempo es que no se puede comprar. Simplemente pasa y nos da otra oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.