Google tiene la palabra

con 2 comentarios

Todo el mundo conoce Google. Probablemente la empresa más importante del mundo. El buscador de internet es un gigante tecnológico que se ha expandido desarrollando nuevas líneas de negocio o directamente comprándolas. Cuenta en sus servidores con cientos de millones de nuestros datos, una mina para todo lo relacionado con el data science y todos los negocios relacionados que ya están surgiendo.

El caso es que Alphabet, su nombre de cotizada, es una empresa tremendamente compleja de analizar por la gran variedad de líneas de negocio, muchos de ellos intangibles, muchos de ellos aún inexistentes al ser también una especie de “fondo de capital riesgo”. Por ejemplo, ¿cómo se puede valorar Youtube? Es una línea de negocio ya consolidada que genera ingresos a través de la publicidad, pero, personalmente, no tengo duda de que es la mejor Universidad del mundo y la primera con presencia mundial. Valorar eso es muy complejo. Por otro lado, ¿está ya incluido en el precio?

Por eso el otro día le eché un vistazo al gráfico de Alphabet desde 2009. El dibujo de su cotización puede ser el sueño de todo analista técnico.

9 años dibujando una cuña respetada de manera casi religiosa y que poco a poco se va estrechando. Más de un 700% de revalorización desde sus mínimos en 2008. ¡Un 77% anual aproximadamente! ¿A quién le importa los dividendos si sube a ese ritmo? Si nos fijamos en las fechas, Google fue adelantando todos los movimientos importantes de las bolsas. Hizo mínimos antes que los índices en la Gran Recesión. Avisó de las correcciones de 2010, 2011 y 2012 meses antes de que las bolsas las sufrieran, incluso con su parón de 2014 y principios de 2015. Mientras medio mundo temblaba desde el verano de 2015, Google pasaba de 550$ a 800$. Y así hasta llegar a los 1.000$, justo por donde pasaba la parte superior de la cuña.

Técnicamente hablando, el día que esta figura se rompa, será una señal de máxima alerta para las bolsas, sobre todo si sigue anticipando los grandes movimientos del mercado. La gran pregunta, ahora es, ¿cuándo puede el precio romper esta figura? Desgraciadamente, nadie lo sabe. Por eso, aunque reconozco que no me gusta mucho esta teoría, decidí contar ondas para ver cuánto se puede alargar este movimiento.

La teoría de ondas de Elliott, es una técnica de estudio del chartismo  basada en los impulsos que hace el precio (dejo una breve explicación de Wikipedia aquí). Básicamente viene a decir que los movimientos de las cotizaciones siguen un patrón de este estilo.

La mayoría de movimientos al alza estarían formados por 3 impulsos alcistas (1,3,5) y dos correcciones (2 y 4). Asimismo, el patrón se completaría con una bajada en 3 ondas (a,b,c). Igualmente, cada uno de estos impulsos u ondas estaría formado por subondas con la misma estructura. Obviamente, si fuese tan sencillo, todos (o nadie) serían ricos. Sus seguidores suelen ser bastante fieles, pero a otros muchos, les parece un método muy subjetivo que no predice nada. A mí personalmente me parece que puede ser útil para orientarnos en un momento como este. Para saber si puede quedar mucho para el final del ciclo o poco. Sobre todo, si va en concordancia con datos macro o beneficios empresariales.

Viendo que el gráfico es tan “limpio” con una figura tan clara y grande, pensé que tal vez la teoría de ondas de Elliot podría ser útil. Por tanto, aunque no soy experto en ella, propongo un conteo que estaría encantado de que alguien muy conocedor del tema validase.

Las ondas parecen bastante claras. Incluso se podría atisbar las subondas en cada impulso. ¿Hemos llegado al final ya o se puede alargar el movimiento? Intentemos contar las subondas de la supuesta 5ª onda para tener una idea…

Podríamos estar en medio de la subonda 4 (correctiva) del último impulso. Por lo que sería muy normal ver el precio bajar cerca de los 900$ para coger algo de aire y subir, por qué no, hasta las inmediaciones de los 1.100$ cerca de final de año o principios de 2018.

Esto es sólo una proposición. Jugar a pitoniso es divertido pero muy poco efectivo. Simplemente me parece una idea más digna de valorar o de echar un vistazo de vez en cuando. Analizar una empresa como Google de manera fundamental es muy complejo. Sin embargo, su gráfico nos puede ayudar mucho en los próximos meses.

2 Responses

  1. Nicolas Suárez
    | Responder

    Hola, que tal, gracias por la información que compartes, me es muy interesante, en cuanto al conteo, sin ser un experto, comentar que la onda 3 mayor cumple la proyección del 161 fibo de la 1, pero la 5 ha superado el 100% de la 1 y 61 de la 3, por lo que posiblemente sea extendida. Si que no se cumple la regla de la alternancia entre 2 y 4, ambas con la misma extructura, aunque la 2 de mayor duración, lo que no suele ser habitual, se da mas en la 4. Sobre el conteo de la 5, parece que ahora estaría haciendo la 4 y faltaría una 5, al igual que en resto de incides (SP, dax, ibex, etc) todo parece coordinado. Esto tambien coincide con un nuevo impulso tras actual corrección para llegar a maximos en proximas elecciones alemanas, y posteriormente caer todo, coincidiendo con el final del año electoral usa, tras lo que suele venir una gran caída, todo mas o menos cuadra, luego haran lo que quieran los bancos centrales, a ver como deshacen las posiciones de los QE, un saludo

    • Alejandro
      | Responder

      Muchas gracias Nicolás. Es muy interesante lo que comentas sobre el conteo. Es cierto que en los principales índices hay una estructura similar. No suelo contar ondas, pero me parece una herramienta útil para saber dónde estamos en el ciclo. Para alguien que se esté planteando invertir en bolsa ahora, es suficiente como para no comprar. O al menos no comprar y olvidarse. Creo que, como dices, aún le quedan unos meses a la subida. La macro necesita deteriorarse en este tiempo que comentas, y lo puede hacer. Al igual que cuando bajemos, no creo que debamos esperar una gran crisis o recesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.