El que no compra, vuela

con 2 comentarios

La semana pasada asistimos a un auténtico encierro de San Fermín bursátil. Estampida de toros atropellando corredores y asestando alguna que otra cornada. Todo supuestamente animado por el “NO” italiano ya incluido en los precios, acompañado de buenos datos macro a ambos lados del Atlántico. Incluso los datos preocupantes del mercado laboral americano se han tomado de momento un respiro.

En Europa nada ha cambiado en cuanto a los riesgos que había hace un mes. Los riesgos políticos siguen ahí. Italia incluso más inestable. Y los riesgos del sector bancario parece que se disipan ante rumores de rescate público de la banca italiana, que como dice Daniel Lacalle, no da ni para empezar. Pero da igual, el BCE aumenta el QE y listo.

Sin embargo, técnicamente sí ha cambiado el escenario. Los índices europeos por fin han salido de su letargo y acompañan a los americanos en su escalada. Y ante eso, no hay que oponerse. Aunque haya sobrecompra y la cosa se pueda frenar unos días, el impulso tiene pinta de durar semanas pues el precio se ha salido mucho de la banda de bollinger superior (89).

Esto se da en casi todos los índices.

Parece pues, que esto no tiene fin. El optimismo empieza a reinar por todas partes. Más países se unen a recortar la producción de petróleo. ¡Inflación!¡Bien! Aunque en mi opinión sea pan para hoy y hambre para mañana…

Se nota en el ambiente que las valoraciones (en USA) ya no tienen importancia. Y así es. Algo caro, puede llegar a estarlo mucho más. Muchos comparan esta situación con 1994, tanto por fundamentales como por técnico. Sin embargo, yo veo más señales de ciclo tardío.

Recesión industrial

Estados Unidos ha sufrido una recesión industrial en los últimos trimestres. De hecho, esta recesión ha sido la que le ha dado la victoria a Trump, que ha ganado en los estados más industriales como Michigan, Wisconsin, Ohio o Pennsylvania.

Normalmente una recesión industrial coincide con una recesión de la economía en general. Sin embargo, en los últimos 50 años ha habido tres ocasiones donde esto no ha sido así. En 1967, el Industrial Production Index llegó al 0% YoY señalando problemas del sector. La economía no llegó a entrar en recesión y la bolsa siguió subiendo hasta 1968-69 cuando hizo techo bastante antes de entrar en recesión en 1970.

El indicador de nuevo dio señal de peligro entre 1985 y 1986. Es de sobra conocido que la economía no entró en recesión ni las bolsas se vieron afectadas hasta 1987, cuando se produjo el crash sin avisar.

La última vez que entró en terreno negativo sin recesión económica fue en 1989. Sin embargo, esta vez la economía entró en recesión un año después. Ésta es para mí la situación más parecida a la actual, ya que el mercado laboral también ha dado señales similares y puede haber un rebote en el PIB YoY. La ocasión de 2003 no la he considerado al no haberse formado un nuevo mercado alcista de la recesión anterior.

Sinceramente, yo prefiero una recesión que me avise con datos de una posible corrección profunda a un crash.

Sell-off en el mercado de bonos

Como exponía en el análisis de renta fija y renta variable americana, los periodos en los que se producen bajadas en los precios de los bonos y subidas en las bolsas son preludio de caídas en la renta variable. Así, teníamos los ejemplos de 1987, 1999 o el doble suelo del ciclo 2003-2007.

Desde este verano ha empezado un escenario de este estilo. Hay que seguir la evolución de las bajadas, pero si continúan pueden ser más peligrosas que beneficiosas en el medio plazo.

Rydex Asset Ratio

Quería sacar este indicador que vi el otro día en Twitter y del que he investigado un poco. Se trata de un ratio de sentimiento pero que no está basado en encuestas sino con el destino del dinero de los inversores.

El ratio se calcula a partir de más de 40 fondos donde hay invertidos billions de dólares. Para ello, divide todos estos fondos en los que invierten largo, corto o monetarios. Así, la división de los fondos “cortos” (Bear Funds) y monetarios (Money Market funds) entre los “largos” (Bull Funds+Sector Funds) nos da un ratio de la cantidad de dinero que hay apostándose unos contra otros.

Actualmente se encuentra alrededor del 0.20. Niveles no vistos desde la burbuja de las puntocom y el año 2015. Como se ve, en el largo plazo este ratio sólo tiene utilidad cuando alcanza valores extremos. Para el medio plazo es mejor compararlo con el rango del ratio en los últimos meses.

Oro

Por último, quería comentar una curiosidad del oro en escala diaria. Uno de los indicadores que uso es el conocido RSI con bandas de bollinger (20). Pues a la evidente sobreventa se le añade una baja volatilidad que ha llevado a la banda superior por debajo de 35. Esto es la tercera vez que pasa desde 1978. ¿Las dos anteriores? En 2015, con la banda superior justo en 35. A las pocas semanas, +20%.

Y la otra en 1999 en plena venta de bonos. Hasta que la venta se fue de las manos y actuó como refugio. +30%, aunque aquí tardó 3 meses desde esta señal.

¿Se repetirá? No sé. Sólo dejo la curiosidad para el que ande vigilando este activo.

Sea como fuere, el análisis técnico y la mejora de algunos datos macro nos dicen que de momento disfrutemos de este empuje y nos dejemos llevar…pero sin dormirnos. El primer trimestre del año debe confirmar todo lo que se está descontando.

2 Responses

  1. Juan C. Tataje
    | Responder

    Excelente comentario.
    Y la combinación RSI con Bandas de Bollinger, muy interesante, nunca la había visto. Lo que sí, tengo una idea adicional: si los nivekles del RSI los colocas en 80 y 20, te da mejores señales. Chequéalo.

  2. […] último, el dinero está posicionado muy largo. El Rydex Total Asset Ratio que veíamos en el último artículo, está en 0,15, mínimos históricos (escala invertida en […]

Responder a ¿Tiene sentido la predicción bursátil? – bolsa con cabeza Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.