El análisis técnico: una herramienta más

con No hay comentarios

Me parecen absurdas las “discrepancias” que hay en la red entre los defensores de los distintos métodos de valoración financiera. En la vida, las tres palabras que más placer produce decir y más escuece escuchar son “te lo dije”.

En el mundo financiero todos los analistas luchan por ser esa última persona que dice “¿Lo ves? Te lo dije”. Y para ello usan diferentes métodos de valoración que todos conocéis o incluso varios de ellos.

El análisis técnico es probablemente el más conocido. O sin el que no eres nadie en el mundo de las finanzas. Hasta el punto que hay miles de analistas que usan exclusivamente este método para hacer sus estudios, valoraciones y predicciones.

Como sabéis, el análisis técnico se basa en el estudio del precio de cualquier producto cotizado. El precio es el que manda y el que nos dice hacia dónde se dirigirá. Para ello se estudian gráficos, se dibujan líneas, se construyen miles de indicadores…

Para mí el análisis técnico no es más que la búsqueda en los gráficos de zonas donde aumenten las probabilidades de que el precio cambie su comportamiento. Y si funciona, es por la gran cantidad de operadores que lo utilizan. Y no nos engañemos, si lo usa tanta gente es porque es menos complicado de aprender que otros métodos de valoración, pero sobretodo más rápido.

Se pueden analizar compañías de diferentes sectores, materias primas, bonos, en definitiva, lo que se quiera, de la misma manera, sin ser un experto conocedor de ese producto. Porque lo importante es el precio. Y eso es más fácil que pasarse horas, días y meses leyendo, analizando, calculando, estudiando y leyendo más aún para llegar a una conclusión. Que se lo pregunten a los value investors. Todo es función del tiempo. Enemigo a veces, aliado otras.

Queremos invertir y recoger beneficios rápido. De ahí el trading intradiario o de corto plazo. Cuando te metes en el “ruido” sí que no hay otra forma de buscar puntos de entrada y salida que el análisis técnico.

Sin embargo, no hay ningún inversor en la lista de los más ricos de la revista Forbes que use exclusivamente el análisis técnico ni que haga trading intradiario. Los más exitosos puede que consigan un sueldo extra al mes, pero al que le dan un sueldo es al bróker.

De hecho, si el análisis técnico funcionase siempre, todo el mundo sería rico. Sin embargo, los soportes, resistencias, canales y figuras a veces se rompen y dejan de funcionar. En esas zonas, la probabilidad de que el precio cambie su comportamiento aumenta, pero nunca es del 100%.

Es por ello que hay que hacer uso de otras herramientas además del mismo AT, porque nuestro deber es poner las mayores probabilidades a nuestro favor. Conocer o al menos “barruntar” lo que puede mover el mercado cuando el precio se acerca a esas zonas. Esas herramientas son las que todos conocen. La macro y los fundamentales por un lado y el sentimiento por otro.

La macro y los fundamentales son más populares. Si eres de los que invierte en acciones, necesariamente tienes que realizar un análisis de ambos, pues suelen estar ligados. Si eres inversor en índices o ETFs, probablemente te apoyes más en la macro, aunque siempre teniendo en mente los sectores con más peso en estos productos. Sí, estos análisis, sobre todo el fundamental, lleva más tiempo y son más complejos de aprender y realizar. Y, o sabes y tienes ese tiempo, o pagas a algún experto para que los haga. Normalmente esos expertos no trabajan para medios de comunicación no sé si me entienden…

Estos análisis además hay que adaptarlos a las circunstancias de cada momento. Las conclusiones hay que adaptarlas a una política monetaria no vista en la historia, lo que lo hace aún más complejo al no haber referencias.

Por otro lado, está el sentimiento. Muchas veces es el gran olvidado y por ello creo que uno de los más útiles. Lo mejor de todo es que la psicología humana no cambia con el paso de las décadas. Sigue habiendo euforia, avaricia, escepticismo, miedo y terror. Y lo seguirá habiendo. Creo que hay un enorme potencial para innovar en el mundo financiero a través del big data y data science en tiempo real, más allá de encuestas de sentimiento.

El precio es sin duda muy importante para hacer inversiones. Pero para mí, más importante es lo que lo mueve. El precio en sí mismo es ya una derivada. Y los indicadores técnicos son una segunda derivada. Si los sigues, debes ser consciente que vas no uno, sino dos pasos por detrás. Te dicen hacia dónde sopla el viento, pero éste puede cambiar y cuando te avisa, o te has comido una buena corrección o incluso es demasiado tarde como en 1987.

No digo con esto que esté en contra del análisis técnico. Simplemente que es una pata más de una mesa que para que sea duradera y robusta en el tiempo necesita de las otras tres.

Para terminar, dejo una curiosidad chartista. ¿Continuará la burbuja en los bonos hasta que veamos el rendimiento del bono norteamericano a 10 años cercano al 0%?

cdddb93c5678f537d60fb8f03c909da877d90b62

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.